El muro gris de la guardería

16.05.2023

Después de la experiencia en la clase de los Erizos, las maestras me preguntaron si repetiría la actividad. Esta vez sería para Sant Jordi, con los niños de toda la escuela (¡más de 80!). Acepté y engatusé a un par de madres de la clase para preparar la actividad. Gracias a su ayuda, fue todo muy bien y con maestros y pequeños terminamos cantando todos juntos la canción de “El Cuc Poruc”!

“Ahora ya sólo me falta hacer un mural”, dije a las maestras, bromeando después del espectáculo. Estábamos en el patio, los niños hacían recreo y Núria, la maestra de Miguel, levantó el brazo y apuntando con el dedo dijo: pues el muro del patio es todo gris…” y he aquí una nueva aventura ilustrada en guardería.

Me explicaron que en un mes se celebraba la Fiesta del Bricolaje, un encuentro de familiaspara hacer mejoras en la guardería (como por ejemplo, barnizar los bancos de madera del patio, instalar jardineras nuevas… cosas así). La cosa fluyó mucho: a la directora del centro le gustó la idea y a través de la AFA propuse diseño. El proyecto se aceptó y había que apresurarse para tener el material y el trabajo organizado: quería bocetar el diseño en el muro y pintar lo entre todos los padres y madres que quisieran participar. ¡Fue todo un éxito y mucho trabajo! pintamos pequeños y adultos, ayudándonos entre todos para vigilar a los niños que corrían por el patio mientras nos dedicábamos al mural. Pasamos allí el día entero y quedó precioso. Me llevo un recuerdo único de ese día: las familias lo dieron todo por amor al arte (literalmente), firmé un mural por primera vez y recibí el aplauso de todas las familias que participaron. El proyecto había sido un éxito. Días después, familiares y maestros de la guardería seguían comentando lo hermoso que había quedado!Ahora lo utilizan de fondo para tomar fotos de clase. De nuevo siento que la ilustración me hace brillar,¡Qué emoción!